Como poner suelo de PVC, bricolaje fácil


Cubrir el suelo de PVC es una opción fácil, barata y duradera que permite revestirlo en poco tiempo y es igual de fácil de quitar.

Colocar un suelo de PVC

A todo el mundo en alguna ocasión de su vida tienen que elegir un revestimiento para cubrir la superficie de un suelo. Hoy en día en el mercado existen varios materiales para este fin, pero la elección no siempre es tan fácil como parece. Nos gustaría mostrarte una solución cuyas ventajas son la facilidad de instalación (instalación por parte del usuario), el bajo coste y la durabilidad.

Muy prácticos y abundantemente utilizados son los revestimientos continuos de vinilo, también conocidos como revestimientos de parquet de PVC o simplemente suelos de PVC, que prácticamente no se alteran con la mayoría de las sustancias químicas como aceites, ácidos suaves, jabones y mucho más. Todos estos químicos son productos que se utilizan a menudo en casas, bodegas y garajes.

Además de resistentes al tráfico peatonal y a los tratamientos más enérgicos, los revestimientos de suelo de PVC se fabrican en numerosas versiones, en colores sólidos o continuos, en patrones, imitando el alicatado o incluso el parqué. Estos modelos se denominan suelos de pvc con efecto madera.

Resulta útil y práctico aplicar suelos de PVC en suelos antiguos que quizás sean un poco feos e incluso ligeramente irregulares, ya que este tipo de revestimiento vinílico se adapta muy bien a diferentes tipos de superficie. La aplicación es ventajosa en las habitaciones donde hay riesgo de manchar el suelo con disolventes, aceites y otros líquidos, como cocinas, talleres, garajes y baños.

Cortar la lámina de PVC

El corte de los contornos y la determinación de la forma de un revestimiento de PVC se realizan de la misma manera que para cubrir de moqueta.

Después de haber cortado la lámina de PVC exactamente a la medida, dejando un sobrante de 10-15 mm en cada borde, se puede proceder a fijarla al suelo de PVC adhesivo después de retirar los rodapiés desmontables. Una de las principales características del revestimiento de vinilo es que es absolutamente impermeable.

Poner PVC en el suelo

El revestimiento de suelo de PVC no es muy caro y su aplicación es bastante sencilla y sin complicaciones, hasta el punto de que se puede pensar en instalar un suelo de vinilo adhesivo de bricolaje. El PVC se vende en rollos de 2 o 4 metros de altura, por lo que también es posible cubrir el suelo de una habitación con una sola lámina y sin juntas.

La única precaución que hay que tomar es colocar el revestimiento en la habitación donde se va a colocar al menos 48-72 horas antes de cortarlo para que tenga tiempo de acondicionarse a la temperatura ambiente y sufrir la expansión o contracción adecuada.

Nunca debemos de colocar el rollo de revestimiento de plástico de pie en el suelo, sino que debe colocarse siempre tumbado en el suelo, a ser posible en bucles bastante anchos. Los revestimientos de vinilo se pueden adquirir en tiendas especializadas o en centros de bricolaje. Los rollos se colocan en un gran expositor giratorio equipado con una máquina de corte rápido.

Como pegar el PVC

Es aconsejable utilizar un adhesivo especial para PVC que no tenga que extenderse por todo el suelo, como ocurre con las moquetas: en este caso basta con aplicar una tira de adhesivo de 15-20 cm de ancho en todo el perímetro del suelo.

Después de extender la tira, desenrolle la alfombra de PVC con ayuda y adhiera cuidadosamente todo el borde a lo largo de las paredes.

Para cubrir los suelos a lo largo de las paredes es muy útil utilizar tacos de madera que se presionan a lo largo del borde entre el suelo y la pared para que el PVC se adhiera y suba unos milímetros a lo largo de la pared, luego con un cúter se recorta el exceso exactamente en la esquina. Y por último se vuelve a colocar los bordes del zócalo que se hayan retirado para la colocación.

Si la pieza o lamina de PVC es muy grande, puedes utilizar además cinta adhesiva de doble cara dispuesta en una gruesa cuadrícula, incluyendo el pegamento en todo el perímetro, para estabilizar el revestimiento.

Así se coloca el revestimiento de suelo de PVC adhesivo.

El rollo de revestimiento de PVC debe desenrollarse a lo largo de una pared, preferiblemente a lo largo de la longitud más larga de una habitación, después de aplicar el adhesivo específico a lo largo del borde para una anchura de unos pocos centímetros. Para favorecer una buena adhesión y adherencia al suelo, se golpea un taco de madera a lo largo de la zona de encolado.

Tenemos que dejar reposar el revestimiento durante unas horas para que se fije correctamente.

Cuando el pegamento se haya endurecido, se puede volver a aplicar el rodapié, lo que finaliza el trabajo y fija aún más el revestimiento de vinilo en su lugar.

Para estabilizar mejor el revestimiento de vinilo en un suelo muy grande, siempre es conveniente aplicar una rejilla de cintas adhesivas de doble cara en el suelo que se va a cubrir, el mismo procedimiento que se utiliza también al colocar la moqueta.

Una vez retirada la capa protectora de la cinta, el revestimiento de vinilo se coloca plano y sin ondulaciones. En las uniones entre las planchas se hacen unos centímetros de solapamiento para poder cortarlas al mismo tiempo. Se cortan las dos hojas con un cúter, se retiran los restos y se vuelven a juntar los bordes.

Se aplica una tira ancha de adhesivo específico debajo de la junta para que las dos hojas colocadas una al lado de la otra quede firmemente unidas y no puedan separarse de ninguna manera, creando una discontinuidad en el revestimiento.

Las dos hojas se vuelven a juntar para que encajen con precisión y se presionan sobre la tira adhesiva. Después de unos minutos puede ser conveniente estabilizar la adhesión golpeando la zona con una tabla.

Cómo colocar el PVC a lo largo de las juntas

Si la habitación se va a cubrir con láminas de PVC colocadas una al lado de la otra, proceda a cortar la junta. Hay que tener en cuenta que muchos tipos de revestimiento vinílico tienden a encogerse con el tiempo, por lo que, como el revestimiento se fija en los extremos con cola, es posible que la junta se ensanche con el tiempo hasta convertirse en un hueco de varios milímetros. También es necesario aplicar una tira ancha de cola, de unos 20 cm, incluso por debajo de las líneas de unión, para que el revestimiento quede firmemente anclado al suelo y no pueda moverse.

Como son las baldosas de PVC

Existen muchos tamaños diferentes de baldosas de PVC con diferentes grosores.

Desde 20×20 cm a 50×50 cm, y además hay formas rectangulares o romboidales para el revestimiento de paredes.

La instalación de las baldosas es muy sencilla y lo mejor es que se realice con el pegamento apropiado para estas baldosas de PVC, colocando cada baldosa bien junto a las adyacentes, empezando por el centro de la habitación. La conformación de la última fila de azulejos a lo largo de las paredes se hace de la misma manera.

Las baldosas de PVC son muy convenientes para revestir estancias con formas muy irregulares, que si no fuera por ellas requerirían un laborioso moldeado del borde.

La gran variedad de formas hace que sea fácil encontrar la que mejor se adapte a sus necesidades individuales.

El revestimiento con baldosas de PVC es una solución fácil de aplicar, incluso si decides hacerlo tú mismo pudiendo obtener un resultado respetable que cubra un suelo deteriorado.

Como ya dijimos en el post, siempre es una buena idea empezar a colocar las baldosas de PVC desde el centro de la habitación.

Una vez trazadas dos líneas perpendiculares, las baldosas se aplican con cola hacia las paredes. El único trabajo más laborioso es que las últimas baldosas hay que darles forma una a una.