Como elegir apliques para interiores

Como elegir apliques para interiores

Los apliques son la solución muy de moda para iluminar estancias con techos bajos y espacios estrechos, como pasillos, entradas y escaleras. Crean un juego de luces y sombras, haciendo que el ambiente sea acogedor. También proporcionan iluminación, enfocando los objetos o creando la zona perfecta de lectura.

Iluminación practica e inteligente

Los apliques son una de las soluciones de iluminación más prácticas porque no requieren grandes obras de albañilería ni de instalación. Existe una gran amplia gama de estilo para acondicionarse a todos los ambientes, desde el más clásico hasta el moderno. Además, los apliques son muy fáciles de limpiar con un aspecto cálido y acogedor a la habitación.

Saber dónde colocar los apliques

Lo primero es saber exactamente para qué se va a utilizar y su función en la sala. Por ejemplo, una lámpara de cabecera es diferente de una lámpara de pasillo, ya que la iluminación sería diferente y el diseño. Debes hacerte tres preguntas, ¿vas a utilizar el aplique con otra iluminación?, ¿vas a utilizarlo para una función específica? Dependiendo de las funciones que necesitas tendrá una intensidad de la luz. Existen también luces de exterior e interior, y no podrías utilizar una luz de exterior en el interior porque la potencia luminosa sería demasiado elevada. Al igual que no sería posible utilizar una luz interior en el exterior más que nada por seguridad y resistencia. Se necesita un pequeño estudio antes de elegir la iluminación interior.

Elegir un aplique o un foco

Un aplique de interior suele tener una pantalla, normalmente metálico, y está equipado con una bombilla con su casquillo. Solemos utilizar los apliques de interior en todas las habitaciones, pero especialmente en el salón. El aplique sería una iluminación complementaria y contribuye al ambiente decorativo de la casa. La pantalla en le aplique hace que tenga un efecto tenue.

El foco es el otro gran clásico entre las luces que genera una iluminación más precisa, además es una iluminación direccional. Casi siempre es ajustable, permitiendo enfocar la luz en un punto preciso de la habitación, como una encimera, un cuadro, una figura, etc. También se adapta perfectamente a los pasillos, por ejemplo. Puedes adaptar perfectamente en los pasillos para delimitar un recorrido de forma original.

Lámpara de una cabecera

Instalar una lámpara en la cabecera es cada vez más utilizado. Así dispones de dos fuentes de luz. Una bombilla que expone una iluminación ambiental y además el otro punto de luz es ajustable para la iluminación direccional. Adecuado para la lectura.

Si además le añades un interruptor, tienes una adecuada lampara de lectura ahorrando espacio.

Materiales para apliques de interior

Para elegir la luz adecuada, tenemos que tener en cuenta los materiales. Por ejemplo, si quieres un efecto moderno, se suele utilizar el metal y el plástico, con las formas simples y esenciales.

Si por el contrario quieres algo más clásico y romántico, utilizamos el hierro y el bronce que son perfectos.

Se tiene mucho en cuenta la línea y la forma tienen mucho que ver para dar un estilo más moderno o no. Es decir, cuanto más sencillo y esencial sea el diseño, será más moderno. Por otro lado, si tiene una forma trabajada como flores u otros adornos tendrá un aire más clásico.