Decora tu casa con plantas suculentas

Decora tu casa con plantas suculentas

Las plantas suculentas enriquecen y decoran el ambiente de un piso o un estudio porque dan vida a las estancias apagadas o aburridas a las que se quiere dar más color. Cabe destacar que las suculentas no sólo son una hermosa presencia escénica en el hogar, sino que también pueden ayudar a filtrar el aire que se respira. Varios estudios recientes han demostrado que las suculentas son capaces de reducir, y a veces incluso eliminar, los conocidos compuestos orgánicos volátiles, principal causa de la contaminación doméstica. Además de tener efectos positivos en la salud de las personas, las suculentas, si se disponen y cultivan correctamente, tienen un efecto de alivio del estrés y mejoran la concentración.

Uno de los muchos aspectos positivos del cultivo de suculentas es que se adaptan fácilmente a todas las condiciones de interior. Precisamente por esta razón, será fácil cuidarlas incluso si no tiene experiencia con las plantas.

Tienes la opción de acercarte a un vivero de tu localidad y pedir consejo. Consulta los directorios locales de tu ciudad y elige el pienses que te puede dar consejos más personalizados.

Como cultivar plantas suculentas en el interior

Como ya se ha mencionado, las suculentas son la solución perfecta sobre todo para aquellos que no saben cuidar de las plantas en general. Aunque, es bueno conocer algunos consejos que permitirán que la planta suculenta viva más tiempo y con gran vigor. En primer lugar, hay que colocar la planta suculenta en una maceta de tamaño adecuado y llenarla de tierra, regándola capa a capa e insertando grava o material drenante (perlita, arcilla expandida, etc.) entre cada capa. Una vez realizada esta operación básica, hay que colocar la maceta en un lugar luminoso. Todas las suculentas son diferentes y cada una tiene sus propias características y hay que respetarlas. Además, debes saber que la vida de la planta suculenta se divide en dos fases básicas:

  • Periodo de descanso, que es el periodo de latencia
  • Periodo de floración.

Es necesario saberlo porque es la única manera de saber cuándo hay que regar la planta suculenta y cuándo hay que dejarla sin agua. No todas las suculentas necesitan ser regadas todos los días, pero para la mayoría de ellas hay que tener en cuenta que durante la fase de reposo no deben ser regadas en absoluto, mientras que durante la fase de floración deben ser regadas en las horas más frescas del día, es decir, al amanecer o al final de la tarde.

Plantas suculentas adecuadas para un piso y como cuidarlas

Haworthia fasciata

La haworthia fasciata es una planta suculenta muy inusual a la vista, aunque su tamaño es muy pequeño, ya que no supera los 10 cm de ancho y alto. Tiene una forma que recuerda a la de una rosa recién florecida, con hojas largas, puntiagudas y no demasiado anchas en las que se ven rayas blanquecinas. Esta planta suculenta es muy fácil de cuidar: debe colocarse en un suelo bien drenado, en habitaciones bien iluminadas evitando el contacto directo con el sol y no necesita ser regada constantemente mientras la tierra se mantenga húmeda. Esta planta suculenta necesita ambientes suaves que oscilen entre los 15°C y los 30°C y florece en verano.

Kalanchoe

Se trata de una planta suculenta procedente de las regiones tropicales y subtropicales de Asia y África que tiene un tamaño modesto, alcanza una altura máxima de 30 cm. Tiene hojas verdes y carnosas muy grandes y la característica especial de la planta suculenta es su colorida inflorescencia llena de vitalidad. Es una planta que necesita unas 15 horas de oscuridad para producir flores. Para cultivarla, se requiere un suelo de grano grueso, bien drenado y enriquecido con grava. Además, debe estar expuesta a la luz sin entrar en contacto directo con los rayos del sol. La temperatura óptima para la planta se sitúa entre los 12 y los 22 grados centígrados, y si desciende por debajo de los 5 grados centígrados, puede morirse.

Lithops

Por su forma y tamaño, se trata de verdaderas piedras vivas. El lithops consta de sólo dos hojas en forma de cono invertido que actúan como depósitos de agua y en el centro tiene una hendidura amarilla o blanca de la que sale una flor que, dados los escasos recursos hídricos, rara vez dura más de siete días. Los Lithops son muy pequeños y se adaptan fácilmente a interiores cálidos y bien iluminados. No requieren mucha atención y sólo deben regarse cuando la tierra esté completamente seca.

Euphorbia obesa

Esta planta suculenta es originaria de Sudáfrica y lo que la hace tan especial es su extraña forma. De forma redondeada y pequeña (no más de 10 cm), con un tallo verde y flores pequeñas, amarillas y sin espinas, la Euphorbia obesa debe cultivarse en suelo complementado con arena y debe estar expuesta al sol durante un máximo de 4 horas a una temperatura ambiente no inferior a 10°C. Es una planta carnosa y, por lo tanto, necesita agua en épocas de calor.

Mammillaria

Se trata de una planta suculenta del sur de Estados Unidos y México. No son de gran tamaño y la altura no supera los 30 cm. Existen diferentes tipos pertenecientes a esta familia que se diferencian según la forma del tallo: cilíndrico, esférico, etc. La planta necesita mucha luz y temperaturas que no bajen de los 10°C. Sólo necesita un riego moderado en verano y primavera.

Sempervivum

Esta planta suculenta tiene rosetas que pueden alcanzar un diámetro de hasta 20 cm con hojas verdes y carnosas de las que pueden salir hermosas flores en forma de estrella de diferentes colores: blanco, amarillo, rosa o púrpura. Debes saber que los sempervivum son de origen alpino, por lo que pueden soportar bajas temperaturas y poca agua. Deben colocarse en zonas luminosas de la casa en un suelo bien drenado.