10 consejos para elegir un constructor de casas de madera prefabricadas

10 consejos para elegir un constructor de casas de madera prefabricadas

El mercado de la construcción sostenible está abarrotado. Hay más de mil empresas que comercian con casas de madera cada día. ¿Cómo elegir el camino correcto? Estos son los criterios decisivos y los aspectos que no debe pasar por alto. Después de sopesar estos apartados consulte cualquier directorio de empresas que construya casas prefabricadas y compare precios.

  1. ¿Es una casa realmente sostenible?

Una casa de madera prefabricada nace dentro de una fábrica. A diferencia de una obra tradicional, la calidad se certifica en cada paso de la producción. Las empresas que improvisan en el sector suelen proponer tecnologías conceptualmente similares al ladrillo y, por tanto, no pueden garantizar la calidad total. Por el contrario, los que producen en la fábrica, y no en la obra, analizan cada detalle del producto, ofreciendo a menudo una amplia gama de casas ya hechas o la ingeniería del proyecto desarrollado por el cliente. La empresa especializada no improvisa nunca.

  1. Los números cuentan.

La fiabilidad de una empresa se consolida casa por casa. La construcción de casas progresa y una empresa que ha tenido éxito en el mercado durante mucho tiempo también habrá difundido su calidad en la elección de sus socios.

  1. Cuidado con los presupuestos demasiado bajos.

Una casa de madera no es una casa de bajo precio, es una casa de alto rendimiento que se ofrece al precio de una casa tradicional. Ofrece más garantías, es más seguro, más eficiente y más respetuoso con el medio ambiente. Y asegura la inversión con un precio cerrado, desde el diseño hasta la entrega. A menudo, el elevado coste está relacionado con la complejidad del proyecto, la calidad de las instalaciones o las opciones arquitectónicas particulares. Las empresas de calidad presentan presupuestos ampliamente comparables. Si el precio es mucho más bajo, puede esconder sorpresas desagradables.

  1. Las garantías son lo primero.

Hay muchos certificados: algunos son más importantes. A la cabeza de la lista está el Eta (Documento de Idoneidad Técnica Europeo), que garantiza todo el trabajo, desde los materiales hasta la producción y el montaje. Junto con la marca CE, los certificados acústicos, las pruebas de resistencia al fuego y sísmica y los certificados de procedencia de madera sostenible (FSC y PEFC), se entrega al cliente una casa de madera de calidad con una garantía de 30 años.

  1. Piensa en perspectiva.

Esforzarse por la calidad le interesa. Porque su casa debe mantener su valor en el futuro. La norma legal no es suficiente. Las últimas directivas europeas hacen que pronto quede obsoleto: las excelentes prácticas de construcción, ofrecidas sólo por las mejores empresas, están siempre muy por encima de las exigencias de la normativa y son un parámetro clave para asegurar sus ahorros.

  1. ¿Está la empresa presente en el territorio?

No es imprescindible que la empresa esté físicamente cerca de usted. En la mayoría de los casos, la pequeña empresa de abajo no está preparada ni tiene cualificaciones y conocimientos específicos en la construcción en madera. Una empresa consolidada que cuente con una amplia red de gestores y que haya realizado obras en sus alrededores podrá responder siempre de forma rápida y competente a todas sus necesidades y darle la seguridad que necesita para un proyecto tan importante.

  1. Una sola persona de contacto implica más seguridad.

Si la empresa es capaz de suministrar la casa llave en mano, significa que utiliza un sistema de ejecución cualificado, que tiene la responsabilidad última de todos los elementos: piensa en el producto desde la fábrica hasta la entrega y se dirige al cliente con una sola voz. Se ocupa de usted, le guía a la hora de elegir los detalles de la construcción, los materiales, y le proporciona información sobre la obra directamente in situ.

  1. ¿Puedo visitarte?

Una empresa abierta a los clientes tiene confianza en sus productos. Si existe la posibilidad, visitar el sitio ayuda mucho a entender el peso y la calidad.

  1. ¿Compañía certificada? Reducción de riesgos.

La pertenencia a una asociación de fabricantes demuestra el compromiso con todo el sector. Significa formar parte de una red de empresas que genera una garantía mutua de calidad.

  1. Una visita a una obra y el miedo pasa.

Si hay una obra en construcción cerca, es bueno verla. Porque a partir de ciertos elementos (limpieza, orden, seguridad…) se puede deducir el trabajo. Y también puedes tocar los elementos que ya no podrás ver cuando la casa esté terminada. También puedes conocer a los trabajadores, para entender cómo trabajan.